Crece entrada ilegal de migrantes cubanos a EE.UU.

El número de cubanos que cruzan ilegalmente el Río Grande para entrar a Estados Unidos ha aumentado en un 1,6 %, informó News Américas Now.

En el año fiscal 2019, agentes de la Patrulla Fronteriza del sector de Del Rio detuvieron a 119 ciudadanos cubanos. El número representa un aumento de 1,6 % en relación con el año anterior, cuando fueron arrestados siete isleños.

Los migrantes que buscan ingresar a los Estados Unidos deben presentarse en un puerto de entrada para ser admitidos legalmente”, recordó el agente de patrulla en jefe del sector, Randy Davis.

“Esta tendencia reciente en el área de responsabilidad del sector de Del Rio, de los nacionales cubanos que cruzan ilegalmente la frontera en los puertos de entrada, destaca la complejidad del problema de la inmigración y la necesidad de una solución inmediata”, señaló.

Estos datos corroboran una reciente información de la agencia AP, que comparó las estadísticas de los últimos seis meses con la del año anterior, las cuales muestran el aumento del número de cubanos que llega a México para cruzar la frontera hacia Estados Unidos.

Entre octubre y abril últimos 4.737 cubanos, sin estatus legal, entraron a Estados Unidos en los cruces de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ubicados en El Paso, una cantidad muy superior a los 394 que lo hicieron en los doce meses anteriores.

En total, en los últimos seis meses llegaron a los cruces oficiales en la frontera 10.910 cubanos, cifra que demuestra el incremento, en relación con los 7.079 que lo hicieron en el último año.

Debido a cambios en la política del gobierno de Donald Trump, se ha limitado el número de solicitudes a procesar en los cruces por tierra, obligando a las personas a esperar hasta cinco meses en lugares como Ciudad Juárez.

Según AP “los cubanos que llegaron el mes pasado pagaron alrededor de 2.000 dólares a los traficantes para poder acercarse a la frontera con Estados Unidos”.

A esta cifra se suman entre 150 y 400 dólares en la ciudad mexicana de Tapachula, limítrofe con Guatemala, para contratar a un abogado que les consiga una orden de la corte que les permitiera trasladarse legalmente por México.