Terminaría programa de médicos cubanos en Uruguay con el nuevo gobierno

El candidato de la centroderecha Luis Lacalle Pou acaba de ganar las elecciones presidenciales de Uruguay este pasado domingo y el gobierno cubano se muestra muy preocupado porque siga los mismos pasos de países como Brasil, El Salvador, Bolivia y Ecuador, que han suspendido en meses resientes la colaboración cubana en el área de la salud.

Sobre el asunto el responsable de la misión médica en Montevideo, el Dr. José Ernesto Hernández, señaló ante el medio de prensa ruso Sputnik que si Lacalle es consecuente con su programa de gobierno en el que planteó que “debía alejarse de las dictaduras”, lo más probable es que suspenda la colaboración cubana en Uruguay.

Aunque también dijo que “aquí es muy difícil ir en contra de los programas médicos cubanos», ya que “gozan de mucha aceptación tanto entre los partidarios del Frente Amplio (FA), ahora en la oposición tras 15 años de gobierno consecutivo como en el Partido Nacional (PN).

“Las propias enfermeras que trabajan en el hospital son todas del partido blanco [como se refiere al PN] y tenemos excelentes relaciones”, contó el jefe de la brigada a Sputnik.

En los días que corren Uruguay tiene activo dos contratos de servicios médicos cubanos uno entre el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y la Empresa Comercializadora de Servicios Médicos cubanos; y el segundo es la Misión Milagro, para las operaciones oftalmológicas, activo desde 2008.

Todos suman a penas 30 integrantes y Hernández comenta que “además, en el hospital no se habla nada de política, lo que hacemos es trabajar y hacer que las cosas salgan. Él le va a ir arriba a todos esos programas sociales y quitará los que pueda; los que no pueda quitar por el impacto que tienen, los va a tratar de restringir. Pero el hecho de quitarlos, sería una medida muy antipopular”, dijo en referencia a la actuación del nuevo presidente una vez que asuma el mando.

“La población sí se ha mostrado un poco ansiosa, porque como es tan alta la demanda y piensan que nos vamos, se notan un poco preocupados. Pero te puedo asegurar que la aceptación popular a partir de los resultados es la clave de la permanencia de la misión médica”, señaló el representante cubano.

“En América Latina, Cuba mantiene, actualmente, una presencia de sus servicios médicos en México, Guatemala, Venezuela, Argentina y Uruguay. Sin embargo, la mayoría de las misiones se han ganado terreno en África y el Sudeste Asiático, sobre todo en los países árabes”, informó Hernández, quien no dijo lo rentable que es para el estado cubano ese trabajo semiesclavo de los médicos donde el 80 por ciento de sus salarios se quedan en las arcas públicas del gobierno.