Más de 250 mil cubanos podrían ser españoles gracias a la “ley de bisnietos”
Foto: TodoCuba

Según una nota del diario El Confidencial de España, más de 250 mil cubanos que no solicitaron la nacionalidad española en virtud de la Ley de Memoria Histórica podrían convertirse en ciudadanos europeos si el Gobierno de España aprobara la proposición n°122/000055, conocida popularmente como “ley de los bisnietos”.

La nota refiere también cómo se siguió el proceso de elección presidencial en España, por parte de los cubanos dentro de la Isla, con especial atención a que la bancada progresista tomara el poder, y la llamada “ley de bisnietos” no muriera en el intento. Se sabía en la Isla que, a finales de 2016, esa propuesta de ley fue presentada al Congreso de los Diputados por los que integraban Unidos Podemos, En Comú Podem y En Marea.

La norma legal actualizaría la llamada Ley de Memoria Histórica, promulgada durante la Administración del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Datos al respecto anuncian que dicha ley permitió que alrededor de 139 mil cubanos descendientes españoles emigrados a Cuba en la primera mitad del siglo XX sean hoy ciudadanos españoles residentes en el extranjero.

Además, otros 75 mil estarían esperando en la Isla terminar el proceso y obtener el pasaporte español.

“De resolverse en su favor la mayoría de esas solicitudes, la pequeña nación caribeña se convertiría en el tercer país del mundo con mayor número de ciudadanos españoles residiendo en su territorio (solo superada por Francia y Argentina)”, apunta El Confidencial.

De acuerdo con ese mismo diario, el número de nuevas solicitudes en Cuba podría ascender a un cuarto de millón y resultaría “inmanejable” para el Consulado de España en La Habana.

En diciembre de 2019 el diario El País informó que el Gobierno de España procedería a inaugurar “en breve” su segunda oficina consular en Cuba, “el país que más solicitudes de nacionalidad española recibió por la Ley de Memoria Histórica”, para agilizar los trámites de cubanos y españoles residentes en la Isla, aunque ello todavía no se materializa.