Opositor holguinero se suicida por ser acosado por un represor, según los familiares
Foto: 14ymedio

El domingo, en el poblado de Velasco, provincia de Holguín, a las 9:20 de la noche, se quitó la vida el activista del partido Cuba Independiente y Democrática Manuel Martínez León.

El opositor sufrió durante años arrestos, golpizas y todo tipo de represión de parte de la policía política debido a sus posturas contra el gobierno.

Producto de ese acoso el campesino decidió abandonar el país, vía México, en septiembre pasado, con la intención de solicitar asilo político en la frontera con Estados Unidos. No tuvo éxito y fue deportado a Cuba el 25 de diciembre.

El día en que se suicidó había sido agredido por un prominente miembro de las Brigadas de Respuesta Rápida, al servicio de la Seguridad del Estado, según denunció a Radio Televisión Martí su esposa Ana Rosa Tamayo.

«Es un represor que hace muchos años nos está reprimiendo y calumniando», dijo Tamayo, también activista del CID, que luego de este incidente, acudió a la estación de la Policía de Velasco para realizar una denuncia contra el agresor.

«No había ningún oficial de la Seguridad del Estado para presentar una queja» precisó Tamayo.

La activista regresó a la casa y encontró al esposo muy deprimido, quien le comunicó que ya no podía aguantar más el hostigamiento en su contra. Horas más tarde lo hallaron ahorcado.

Las autoridades llevaron el cadáver a Medicina Legal, en Holguín, y fue entregado a su esposa al amanecer del lunes. Lo velaron en la Funeraria de Velasco por dos horas.

Las autoridades no permitieron la asistencia de los miembros del CID y otros opositores compañeros de lucha al funeral.

Sorania Cruz Rosales, activista del CID y amiga de la familia, confirmó que Martínez León fue víctima de las políticas represivas contra de los disidentes en la isla.

«Fue una víctima más de los comunistas», aseguró Cruz Rosales ​quien calificó de «acoso constante» las acciones del represor contra el activista.

En entrevista concedida al periodista Luis Felipe Rojas en 2013 Martínez León detalló cómo era acosado por los represores.

“Me dijeron, tú sabes que siembras plátanos, como para rebajarme o amedrentarme, y le dije, «sí, si tú quieres quítamelos. Yo voy a seguir haciendo lo que hago, defendiendo los derechos humanos». Vendo mis productos por la situación que tiene la gente, pero me vigilan más, me controlan más. He perdido muchos clientes, porque son persuadidos de que no me compren”, relató.

«No puedo dejar la oposición por ningún concepto, pero no puedo dejar la agricultura, yo no quiero recostarme a nadie porque todos los hermanos están en una situación difícil. Pienso un día ver a Cuba libre o morir luchando por eso”, dijo entonces.

Manuel Martínez León nació el 11 de enero de 1957, se dedicó a trabajar la tierra y militó en Cuba Independiente y Democrática por más de 15 años.

A su muerte deja a su esposa y una hija de 10 años.