Cubano salva a un policía en Verona, Italia

Cuando decimos que «LOS CUBANOS SOMOS LO MÁXIMO», no es una simple frase. Así lo demuestra una vez más, la acción del hakunero Rowland Roselló Ojeda, quien no lo pensó dos veces para salvarle la vida a un policía que estaba a punto de ahogarse en el río Adige, en la ciudad de Verona, donde actualmente vive.

Roselló iba camino a su trabajo cuando escuchó los gritos de alguien que pedía ayuda, ni corto ni perezoso se lanzó al agua para, al final, rescatar al policía.

Pero lo mejor del caso es que, luego de ese acto de heroísmo, siguió rumbo a su trabajo. Tal vez no seamos lo máximo, como dicen por ahí, pero hay una realidad: ¡en lo de solidarios no hay quien nos gane!